Noticia BO
TOP INFOSICOES

“Sé que mi hija va a decir la verdad”

El Diario
Publicado 2017-11-13 04:00:07.
“Sé que mi hija va a decir la verdad”
El exfiscal Ricardo Condori, quien la pasada semana fue centro de la polémica, a raíz de la denuncia presentada por supuesta violación en contra de su hija de 16 años, dio su versión. Niega los cargos y afirma que la adolescente mintió a raíz de problemas familiares que tuvieron, pero que ella no ha medido el daño que se le ocasionó y asegura que “confía” en que dirá la verdad para revertir “la muere civil” que la sociedad ha dictado en su contra sin tener pruebas ni escuchar su versión.

SOY INOCENTE

“Yo sé que mi hija va a decir la verdad, que soy inocente, porque precisamente en la audiencia cautelar (del 08 de noviembre) ella estaba ahí, ella quería desmentir todo esto; ha preguntado por su papá, pero no le ha dejado su mamá; se la ha sacado. Y hay testigos de todo eso”, son parte de las breves declaraciones que el exfiscal Condori dio a EL DIARIO el pasado viernes 10 de noviembre, antes de ser conducido a celdas judiciales.

PELEAS

Condori asegura que tras la denuncia en su contra, está la presión de Judith S., madre de la adolescente con la que nunca convivió y no tuvo otra relación que el pago de pensiones, hasta el año pasado cuando su hija lo comenzó a llamar y le pidió irse a vivir con él.

Judith S. confirmó la versión de que su hija había “cambiado”, pero Condori señala que el cambio se dio antes de que vivan juntos y luego de una de las varias peleas que la madre tuvo con su actual pareja donde la menor salió golpeada.

Debido al riesgo que corría con el padrastro, el cambio de tutela –señaló– se dio con la firma de un documento privado, bajo el tenor de “acuerdo transaccional”, en el que la mujer cedía la custodia a Condori, y evitar que un juez imponga pago de pensiones a la madre, que con cinco hijos de tres diferentes parejas no hubiera logrado cumplir.

Son esos datos los que Condori pone en contexto para señalar que existen contradicciones en la versión que Judith S. dio a los medios de comunicación y que es un interés económico el que mueve a la madre; asegura que presiona a su hija.

DOCUMENTOS

Para corroborar la versión, Condori anuncia la declaración de varios testigos, la presentación del certificado médico forense sobre la agresión que sufrió su hija en la pelea entre su madre y el concubino; el documento firmado sobre la custodia y peritajes técnicos que establecerán el trato mutuo que se daban.

TESTIGOS

Por su lado, Johan Muñoz, abogado de Condori, precisó que se convocarán a 11 testigos de descargo, entre ellos, tres menores, para quienes se está pidiendo las medidas de protección que correspondan para que declaren en cámara gessell, con el fin de tener con claridad el perfil psicológico sobre la conducta que la menor tenía antes de los supuestos abusos en la casa de su padre.

ARRESTADA

Condori refirió que tuvo que sobrellevar varios incidentes a raíz de la conducta de su hija, desde agosto del año pasado, cuando tomó bajo su tutela a la menor y la llevó a vivir a la casa de su madre (abuela de la menor), donde él vivía junto a su actual pareja y sus dos hijos, y en la que asegura que no se cometió ningún abuso.

Entre los incidentes, hace algo menos de tres meses, uno quedó registrado en la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Villa Adela, donde la menor fue llevada en completo estado de ebriedad, luego de ser sorprendida en un centro nocturno, bebiendo junto a otros jóvenes que la abandonaron y se dieron a la fuga.

Virginia M. S., actual pareja del exfiscal, también de profesión abogada, corroboró esa versión detallando que en esa ocasión, Condori, como había pasado antes, no logró la ayuda de la madre que no respondía al llamado y se enteraron de todo en horas de la madrugada.

La pareja de Condori refiere que la menor había causado daños a las dependencias de la defensoría, donde marcó las paredes; pasó la noche gritando insultos y aseguró haber sufrido agresión por parte de su padre, pero días después pidió disculpas y se retractó de volver con su madre.

Asevera que inquilinos de la casa y vecinos son testigos de que en otra ocasión, la adolescente, también en estado de ebriedad, fue llevada a casa por su propia madre, comprobando la mala conducta que esta presentaba desde antes de vivir con el padre.

ERA UNA FAMILIA

Virginia M. S. señalando estar cansada del problema que ha dejado afectada a toda su familia, desmiente a la madre de la adolescente, y asegura que hace nueve años viven juntos.

“Por nuestros trabajos, mis dos niños se quedaban al cuidado de mi hermana de lunes a viernes. Por la noche, el doctor (Condori) venía a recogerme o yo le daba alcance, llegábamos a casa y cenábamos en familia; el fin de semana cuando él no tenía turno era la convivencia de una familia normal (...) sabíamos que (la hija) había tenido problemas, pero ahora recién nos estamos enterando de las cosas que hacía y de lo que es capaz”, aseveró la actual pareja de Condori, quien señala que su familia está impactada al saber que el padre de sus dos hijos será remitido al penal de Patacamaya, y teme por su vida.

Por su lado, Condori refirió que por sus horarios de trabajo, por lo general de 08.00 a 22.00 su hija quedaba sin vigilancia, pero almorzaba con su abuela a su llegada del colegio.

PASTILLAS

Sobre la versión de que la menor recibía pastillas anticonceptivas del padre, luego de los supuestos abusos, Muñoz adelantó que ya se tiene elementos para desmentir este extremo y revelar cómo es que la adolescente tenía acceso a esas pastillas y por qué las ingería.

Muñoz detalló que en los informes, se señala que la menor había mantenido relaciones sexuales con su pareja dos días antes de la denuncia.

También refiere, que Judith S., en sus declaraciones, admitió que su hija tendía a mentir y refiere la mala conducta de la adolescente, aunque ante los medios, la misma señaló que el comportamiento de su hija, se debía a los abusos y las amenazas de las que era víctima.

Pero Muñoz señala otra contradicción y observa que en la declaración de la madre se dice que ella conocía de los supuestos abusos desde septiembre, por lo que dudan de la finalidad de callar una denuncia tan grave por dos meses.

PROTECCIÓN

El caso tomó relevancia debido a que el pasado martes por la noche, el director regional de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de El Alto, capitán Jimmy Gonzales, denunció “la protección” de la Fiscalía de Distrito en favor de Condori, impidiendo que el mismo sea filiado y escoltado como procede en todos los casos.

Ante las denuncias, críticas y una falta de aclaración por parte del fiscal departamental, Edwin Blanco, el jueves se informó que Condori había sido “destituido” y que se había presentado la apelación a la detención domiciliaria que el juez primero anticorrupción de El Alto, Ricardo Pinto, le había concedido, calificándola de prevaricadora.

Ante la presión mediática, con el pronunciamiento del Gobierno de por medio, el viernes, el juez Pinto revocó esa medida y se envió a Condori a Patacamaya.

De las declaraciones de ambas partes, se tiene que el fiscal luchó por no ser encarcelado por el temor a represalias de varios delincuentes a los que envió a la cárcel, donde ahora él también debe ser remitido mientras avanzan las investigaciones para esclarecer quién miente.

MUERTE CIVIL

“Ya me han causado todo el daño, me han juzgado sin pruebas y las personas que me han condenado, sólo serán juzgadas ante Dios. He asumido defensa y hay varias pruebas con las que voy a probar mi inocencia (…). Todo este tiempo no he salido a la prensa por cuidar la imagen de mi hija, pero esto ya ha salido de límite, ya no puedo más, me han dado una muerte civil”, lamentó el exfiscal Condori antes de ser ingresado a celdas judiciales de donde será trasladado a Patacamaya en las próximas, y quedará a la espera de que su hija se retracte.


Encuesta

No hay encuestas activas para participar. Puede consultar nuestras encuestas anteriores