EMAS suspende operaciones de recolección de basura en Sucre

Última Actualización Viernes, 09 de Diciembre de 2011. 05:49h.
Los carros de la Empresa Municipal de Aseo Sucre (EMAS) anoche no salieron a recoger la basura, porque no hay dónde llevarla, y centenares de toneladas de desechos se acumulan en la ciudad. Los vecinos de la Mancomunidad de Lajastambo no aceptaron una ampliación de plazo para el cierre del botadero La Esperanza.

En una reunión de dirigentes de la Mancomunidad de Lajastambo, en la que estaban presentes autoridades del Gobierno Municipal y EMAS, se decidió no permitir ingresar “ni una tonelada más de basura” al botadero La Esperanza porque el convenio se cumplió el 30 de noviembre.

La asamblea que se prolongó hasta altas horas de la noche, sugirió a las autoridades de la Alcaldía y EMAS que convoquen a una reunión ampliada, en la que estén presentes autoridades departamentales, municipales y dirigentes de los ocho distritos del municipio de Sucre para decidir a dónde llevar la basura.

“Nosotros hemos aguantado durante muchos años este problema. La basura es del pueblo y la decisión se debe tomar con todas las instituciones y todos los distritos”, manifestó el ejecutivo de la Mancomunidad de Lajastambo, Félix Villacorta.

Los dirigentes mostraron su molestia con las autoridades municipales y la Gerencia de EMAS, porque durante los últimos meses no asumieron la responsabilidad de buscar un nuevo espacio para habilitar un relleno sanitario, crítica que fue refutada por el Gerente de EMAS señalando que se consiguió un terreno en K’ochapata (Punilla) pero que los comunarios tampoco permiten el ingreso.

“En vano hablamos de proceso de cambio. La gente de la Alcaldía nos están tomando el pelo aunque son de nuestro color”, manifestó el dirigente Dionisio Nina y miembro del Directorio de EMAS, en alusión al Movimiento Al Socialismo (MAS).

Nina dijo que hubo dejadez por parte de las autoridades municipales, la Gerencia y el Directorio de EMAS, ya que en este último caso, el presidente del Directorio Julio Loredo no habría convocado a una reunión para buscar solución al conflicto.

El Asesor General y el secretario general de la Alcaldía, Ramiro Taboada y Jhonny Mendoza, respectivamente, echaron toda la responsabilidad a la Gerencia de EMAS.

“Han tenido tiempo y no han hecho un trabajo serio y responsable”, sostuvo Taboada al pedir a los dirigentes de la Mancomunidad, en su mayoría militantes del MAS, dejar terminar la gestión de la alcaldesa interina Verónica Berríos.

El gerente de EMAS, Juan Manuel Bolaños, llegó a la reunión con una propuesta de ampliación del plazo de por lo menos seis meses para el cierre del botadero La Esperanza; para ello, presentó un “plan estratégico” referido al manejo de una planta de compostaje en la que tanto EMAS como la mancomunidad se beneficien en la misma proporción.

La propuesta fue rechazada de manera unánime por todos los dirigentes de los barrios que conforman la Mancomunidad de Lajastambo, ya que las autoridades no habrían cumplido con el contrato firmado el pasado 22 de agosto.

Fuente: El Diario
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (12) No(9)
FACEBOOK   TWITTER