Noticia BO
TOP INFOSICOES

Alcaldías piden suspender transferencias sin recursos

El Diario
Publicado 2017-04-21 05:00:14.
Alcaldías piden suspender transferencias sin recursos
La Reunión Ampliada de la Asociación de Municipalidades de Bolivia (AMB) solicitó al Gobierno suspender la transferencia de nuevas competencias hasta la conclusión del nuevo Pacto Fiscal, entre estas el control de la prendería usada. Paralelamente, en criterio ciudadano prohibir su venta sin alternativas reales para compradores y vendedores no es solución al problema.

“Nos llama la atención porque el Gobierno con todos los recursos que tiene no ha logrado frenar el ingreso de ropa usada y ahora pretende transferir este control a los municipios que no sólo cuentan con menos recursos, sino también con menos capacidad coercitiva. No tenemos a la Aduana, no tenemos el auxilio de las Fuerzas Armadas que coadyuva en el control de las fronteras”, declaró la autoridad edil.

La transferencia o no de estas nuevas responsabilidades debe ser concertada para cuyo efecto se identificó la necesidad de realizar un trabajo técnico, de análisis y presentación de propuestas.

A decir de la autoridad, no se trata de un rechazo municipal en contra de asumir nuevas competencias, pero que éstas necesariamente deberían ser concertadas y acompañadas de los recursos, además de otras medidas necesarias para asegurar su eficacia y cumplimiento.

POLÍTICA PÚBLICA

La Secretaria de Desarrollo Económico del Gobierno local, Cecilia Bonadona, señaló que este tema debe responder a una política pública, debido a la multiplicidad de factores que involucra, considerando que son miles las personas que se dedican a este comercio y es su única fuente de ingresos.

Refirió que medidas como la Reconversión Productiva, aprobada por el Gobierno mediante Decreto Supremo no han resultado, a pesar de los recursos con los que cuenta.

Un aporte real para el desarrollo de la economía local es desplazar paulatinamente el comercio de la ropa usada y ejecutar planes de fortalecimiento y fomento a las microempresas, cuyo anteproyecto se encuentra en tratamiento.

“Se trata de un trabajo en fronteras. Son camiones y camiones que no se pueden soslayar, no se los puede dejar de ver. Es un sistema muy complejo son diez o quince personas dueñas de este negocio y todos los demás son sólo distribuidores no los capitalistas que realmente están lucrando con esta mercadería”, apuntó.

Bonadona recordó la vigencia de la prohibición dispuesta por el Gobierno mediante Decreto Supremo 28614 de 31 de enero de 2006, la misma que no cumple la misma administración central.

“Mejorar los procesos productivos de nuestros microempresarios, oportunidades de financiamiento, asistencia técnica y capacitación para que se mantengan en el mercado con productos de calidad y precios competitivos es por donde se debe empezar”, señaló a tiempo de indicar que no es una opción eliminar el comercio de ropa usada que se ha convertido en una alternativa para familias con muchos hijos que adquieren muchos productos, principalmente, en la feria 16 de Julio.

SONDEO DE OPINIÓN

Paola Vásquez:

La prohibición sería una buena medida para ayudar a la industria nacional, ya no habría tanto perjuicio para los productores, pero también espero que se pueda controlar la venta de productos chinos que son de pésima calidad. El contrabando tiene incidencia en la economía de las familias de productores.

Olga Gonzales:

Estoy de acuerdo con que debe desaparecer la venta de ropa usada. Ahora no todo lo que ingresa al país es ropa de medio uso, también está la ropa nueva fuera de temporada o que tienen alguna falla. En el país no existe buena calidad de ropa, razón por la que contamos con prendería a bajos costos.

Denis Ugarte:

El Gobierno no asume sus responsabilidades y no fortalece la industria nacional. Si quiere hacer desaparecer la venta de ropa usada debe generar fuentes de empleo y alternativas para los vendedores de ropa a medio uso al mismo tiempo que tendrá que mejorar los ingresos de las personas que trabajan en este rubro.

Nataly Castro:

La comercialización de estos productos debe estar regulada, no creo que sea la solución que los comerciantes se queden sin trabajo y sin ingresos, existen cientos de comerciantes dedicados a esta actividad, aunque afecta a la industria nacional, pero por otro lado está mal prohibir sin dar otra alternativa.

Ramiro Huanca:

Esta actividad debe desaparecer, desfavorece a la producción nacional. El Gobierno debe capacitar a los productores nacionales para mejorar la producción, mejorar los costos y la calidad de la confección. La venta de prendería usada ha incidido en la economía familiar de las familias de productores.

Marisol Limachi:

Tienen que desaparecer y se debe fortalecer la industria nacional, comprar barato a la larga cuesta caro. La producción nacional se ve en las mañaneras que confeccionan ropa de buena calidad que nada tiene que envidar a otras industrias, pero no cuentan con el apoyo del Gobierno.

Rosmery Santalla:

Esta venta tendría que regulase, porque afecta a nuestros confeccionistas. Claro que favorece a muchas familias especialmente de bajos ingresos, porque compran a menos precio y también a los que venden, porque tienen su fuente de empleo y en muchos casos beneficia a familias enteras.

Ricardo Flores:

El comercio de ropa usada ha causado mucho daño a la industria nacional, empresas tan importantes como Acribol y Texturbol han cerrado, dejando a mucha gente sin empleo, sabemos que Hilbo se encuentra en grave situación. Los confeccionistas nacionales están mal mientras la venta de ropa usada crece.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    + Si (1) - No(1)

Encuesta

No hay encuestas activas para participar. Puede consultar nuestras encuestas anteriores